La Recomendación Cinéfila de la Semana: Inception (el Origen)

El poder de la mente es algo que el ser humano no ha logrado comprender en su totalidad y el de los sueños es una fracción también bastante poderosa que cuando se logra explotar se puede controlar a la mente como en Inception.

Dom Cobb sabe del poder del sueño, pues es un lugar donde el ser humano puede hacer lo que quiera, donde la lógica y la física no obedecen sus propias leyes, y donde toda la información del mundo real puede ser accesada sin limites ni restricciones.

Dom se dedica a eso, a meterse a los sueños de ciertas personas para obtener información confidencial que solo existe en la mente de sus víctimas.

Pero no todo es sencillo en los sueños pues el subconsciente de la víctima puede poder resistencia a dar cierta información y convertirla en armas contra el intruso. En el sueño existen capas, cada uno de ellas mas cerca del subconsciente, que cuando se llega ya no hay salida a la realidad.

Dom se encuentra en una nueva tarea, plantar un Origen o una idea en la mente de un multimillonario empresario pues su futuro es peligroso para otras empresas que le quieren competir. El plantar una idea es algo muy complejo pues deben crear, en los sueños, las situaciones apropiadas y exactas para que la idea crezca de la forma en la que se desea pues de lo contrario esta se desviará dando como resultado una idea muy diferente a la original.

Para esto Dom y su equipo planean implantar la idea por capas, sabiendo del riesgo que esto representa y teniendo que hacer todo en completa sincronía o de lo contrario Dom y su equipo nunca podrán despertar y fracasaran en su intento.

Dom a parte de las dificultades de la misión tiene sus demonios internos, una esposa que exploró con él la ultima y más peligrosa capa del sueño pero su esposa no soportó la experiencia de vivir en ese nivel por mucho tiempo llevado a hacerle creer que la realidad era un sueño más y que necesitaban morir para despertar por completo. Dom intento hacerle ver que ya habían despertado y que vivían en la realidad pero no tuvo éxito perdiendo así a su esposa y siendo acusada de asesinato, lo que lo orilló a huir y dejar a sus hijos.

Entre más cerca de la última capa de sueño están Dom y su equipo el peligro aumenta pero no solo por la resistencia de la víctima, también por el caótico pasado de Dom que regresa para hacerlo fallar.

No hay margen de error para Dom pues la vida de todos depende de que sea capaz de enfocarse en la misión y tomar decisiones correctas y a su vez vencer sus demonios internos. Una gran película de acción y ficción que te tendrá al filo del asiento de principio a fin, Inception (el Origen).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *